Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

LA FUENTE DE SAN ANTONIO, HISTORIA VIVA DE ALGATOCÍN

Ayuntamiento de Algatocin
Ayuntamiento de Algatocin
Ayuntamiento de Algatocin   •algatocinayto@gmail.com   •952 150 000

Ayuntamiento de Algatocin

Panorámica
Fuente
Naturaleza
Ayuntamiento de Algatocin  algatocinayto@gmail.com   •952 150 000
Noticias

LA FUENTE DE SAN ANTONIO, HISTORIA VIVA DE ALGATOCÍN

Algatocín muestra con orgullo en su casco urbano la histórica Fuente de San Antonio. De aspecto señorial y, tal como está inscrito en su parte superior, creada en el año 1676, este monumento es una de las construcciones más antiguas del municipio. La fuente se sitúa al norte de la localidad, en la zona alta del pueblo y a unos metros del consultorio médico.
     Según cuentan los ancianos, antiguamente la Fuente de San Antonio se nutría de las aguas de dos nacimientos diferenciados. Por un lado, del lavadero público con el que contaba este monumento manaba el agua procedente del manantial de Las Pilas, ubicado a 1,5 kilómetros aproximadamente, gracias a un viejo sistema de canalización construido a base de tejas. Por otro lado, el agua que utilizaban los vecinos para su propio consumo y que salía por los chorros de la fuente procedía de un nacimiento muy cercano a la misma, situado junto a la carretera. Los ancianos recuerdan que el antiguo lavadero tenía dos pilas y que la Fuente de San Antonio era el punto de encuentro para todos los vecinos de Algatocín, que hasta allí se desplazaban para lavar la ropa, hacer acopio de agua para el uso doméstico o abrevar al ganado en el pilón.
     Continuando con el recorrido cronológico, en el año 1950 la Fuente de San Antonio fue objeto de una importante remodelación a través de la cual se construyó un depósito en su parte trasera, justo donde estaba el antiguo lavadero, que quedó tapado y enterrado. Muy posiblemente esta modificación de la fisonomía de la fuente pudo deberse a las necesidades de agua que el pueblo tuviera en esa época, por lo que el alcalde del momento tomó la decisión de crear un depósito para acumular agua aprovechando el caudal que iba al antiguo lavadero. Prácticamente a la vez se construyó un nuevo lavadero junto al camino que actualmente sube a la Ermita del Santo Cristo.
     Teniendo en cuenta lo anterior el alcalde de Algatocín, José Manuel López, ha explicado que en los próximos meses se prevé iniciar un proyecto mediante el cual se recuperará el antiguo lavadero público de Algatocín. Estos trabajos consistirán en eliminar la pared del depósito hasta llegar al suelo del mismo para, con mucho cuidado, ir desenterrando las pilas del lavadero, ya que todo apunta a que deben encontrarse allí al no ser retiradas en las obras de 1950. Además, el regidor ha recordado que en los últimos años se han acometido diversas mejoras en la Fuente de San Antonio, como son la reconstrucción del antiguo pilón que servía de abrevadero para el ganado, la rehabilitación de la fachada principal del monumento volviendo a dejar a la vista sus antiguas piedras o el adecentamiento de la plaza en la que se encuentra la fuente mediante la colocación de un empedrado. Con estos trabajos, junto a las obras que se iniciarán en breves fechas, desde el Ayuntamiento de Algatocín se pretende que la Fuente de San Antonio recupere un aspecto muy semejante al original.
     Por último, López ha indicado que el municipio cuenta con alrededor de una quincena de fuentes públicas entre las que se encuentran, por ejemplo, la de la Alameda (cuya agua ha sido canalizada para surtir a otra fuente), la que se construyó en homenaje al último picapedrero del pueblo, la del Arroyo de la Cruz, la del nuevo cementerio, la de la Plaza de la Fuente, la de la Prontitud, la fuente del horno público, la de la Ermita del Santo Cristo, las dos de los Hoyos o la del polideportivo. El alcalde ha añadido que la mayoría de estas fuentes han sido recuperadas y/o construidas en los últimos años aprovechando, en la medida de lo posible, el agua de algunos de los numerosos nacimientos que se sitúan en el municipio y sus alrededores.