Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Ruta Circular Algatocín-Benarrabá

Ayuntamiento de Algatocin
Ayuntamiento de Algatocin
Ayuntamiento de Algatocin   •  algatocinayto@gmail.com   •  952 150 000

Ayuntamiento de Algatocin

Panorámica
Fuente
Naturaleza
Ayuntamiento de Algatocin  algatocinayto@gmail.com   •  952 150 000

Ruta Circular Algatocín-Benarrabá

Distancia: 14,8 Km
Dificultad: Moderada
Recorrido: Circular

Puedes seguir la ruta:

Qr circular Benarrabá

 

INFORMACIÓN

Daremos comienzo a esta ruta en la Alameda y saldremos del pueblo por el camino del Barranco. Un hito indica el inicio del PR- A 239 Algatocín- Benarrabá. Iniciamos un corto descenso por una pista hormigonada, hasta llegar a un cruce, el camino de la izquierda queda cortado inmediatamente por una cancela, así que seguimos por el otro ramal dejando a un lado unos bancales de cítricos.

Poco tiempo después, el camino se trasforma en una cómoda vereda cubierta de copiosa vegetación. Cruzamos una pequeña cañada tapizada de plantas trepadoras, así  como algunos sauces.

Continuamos por un carril con un suave trayecto. Los castaños ocupan los terrenos orientados al norte.

Pasaremos a través de la ecoaldea “Los Guindales”. Continuaremos el carril  que asciende a través de un joven castañar. Este castañar va dando   paso   al   monte   de   chaparros,   aunque todavía se siguen viendo algunos mandarinos y pocos madroños. Estamos en la parte más alta de la ruta, desde aquí se ve Genalguacíl, Sierra Crestellina, y restos de la majada de los Barrancos y una era.

Progresamos, atravesando este hermoso monte donde proliferan los chaparros, encinas, pinos y olivos. Pronto obviamos un ramal a la izquierda, para seguir por el camino principal. Esta vez nos encontramos con la casa de la Pavona, derruida y custodiada por un enorme pino y un añoso alcornoque. A continuación, llegamos a un nuevo cruce, señalizado con una tablilla del PR-A 239. Desde este punto podemos contemplar el casco urbano de Benarrabá. En este caso descenderemos y obviaremos el ramal de la derecha, que nos lleva a la carretera A-369, camino señalizado como descenso BTT.

Seguiremos descendiendo por el paraje de las Hazuelas. En el próximo cruce, optamos por el ramal derecho que da pie al arroyo del Infiernillo. Metros más arriba encontramos la Fuente del Chorruelo, con fama de ser muy fría. Nos adentraremos en Benarrabá y nos dirigiremos hacia la iglesia, para tomar el camino que se encuentra justo detrás de la misma.

El camino descenderá en primer lugar por un camino amplio que se convierte en una estrecha vereda, denominado como sendero ornitológico hasta llegar al río Genal, lugar conocido como llano de La Escribana. El lugar está dotado de mesas, bancos y un equipamiento de juegos infantiles.

Continuaremos nuestro camino ascendiendo ligeramente por un tramo fluvial de la Gran Senda de Málaga, dotado de pasarelas que permiten la continuidad del camino por tramos de difícil acceso.  Es preciso saber que en periodos de fuertes lluvias se pueden producir desprendimientos e inundaciones en los tramos más próximos al río. Este rincón de la serranía esconde rincones únicos de exuberante vegetación mediterránea. Casi todo el trayecto andaremos a la sombra de chopos, alcornoques y pinos, acompañados por coscojas, ruscos, espinos majoletos, madroños, escobones y grandes lentiscos con numerosas lianas entrelazando el conjunto.

Deberemos pasar algunas angarillas, las cuales tendremos que volver a cerrar tras su paso.

En su tramo final pasaremos al lado de un antiguo molino reconocible por una rueda de piedra y algunos mecanismos de fundición que hay en el exterior.

Llegaremos a los aparcamientos de la Venta San Juan, desde este punto podemos ver el pueblo de Algatocín. Llegamos así puente de la carretera MA-8305 (Algatocín-Jubrique) sobre el río Genal.

Es un buen lugar para hacer un descanso, además de esta venta también podemos visitar la venta que se encuentra en el Camping Genal.
Siempre que las condiciones del río sean idóneas, os animamos a remontar el Genal desde el puente de la carretera para conocer algunas de las pozas.
La primera de ellas se habilita bajo la carretera, pero aguas arriba, a no mucha distancia, irán apareciendo el charco Picao y el de la Tomilla. Éste último se alarga en una estrechez de gran belleza estética al que los bañistas llaman el Estrecho.

Para volver al pueblo deberemos ascender unos metros por la carretera en dirección a Algatocín, pasaremos junto a la antigua cooperativa de madera y buscaremos el sendero que se encuentra justo detrás de ella.

Abriremos la portada y comenzaremos el ascenso por las veredas estrechas y sinuosas, las cuales conectan con la carretera en repetidas ocasiones. La cual en ocasiones deberemos cruzarla y en otras recorrer unos metros a través de la misma, para buscar la vereda de nuevo, hasta llegar a Algatocín.